Torre Bailen
Torre Bailen

COLEGIO SAN VICENTE PAUL

ÉPOCA: Ría Industrial 
AUTOR: J. Sanz Gironella
AÑO: 1967
HORARIO DE VISITA: Sábado 22, 10:00-20:00 
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Bagatza
DIRECCIÓN: Calle Arauti, 1

 30 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO NO ACCESIBLE
 VISITA DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Paules Ikastetxea

“Una cubierta que se abre como un abanico, dejando entrar la luz

RECORRIDO: Acceso al teatro por su puerta principal. De ahí se pasa a la sorprendente capilla. 

La historia de los Paúles en Barakaldo comienza en 1925 cuando llegaron los dos primeros religiosos que se encargaron de la capellanía de los Altos Hornos. En 1944 se situaron en los locales de la Escuela de Artes y Oficios en la Plaza del Desierto, donde fundaron un Colegio de Enseñanzas Medias. En 1962 se mudaron a un nuevo edificio en la ubicación actual, ya propiedad de la Congregación. Un volúmen ortogonal en forma de U que alberga las aulas y habitaciones de los religiosos proyectado por Jose Luis Navarro en 1959 con capacidad para 840 alumnos y 30 profesores.

El colegio de San Vicente Paul de Barakaldo amplía sus instalaciones en 1967 siguiendo un proyecto de José Sans Gironella. El edificio se sitúa en una parcela triangular, lo que condiciona la disposición del programa, un salón de actos y una capilla. Éste se articula en un volúmen hermético único que culmina con un juego de cubiertas complejo y delicado.

Las dos partes en las que se divide el conjunto se unen a través de un porche exterior. En la ampliación, el cuerpo de la capilla es protagonista y deja ver su volúmen desde la calle y el salón de actos / teatro se sitúa al fondo del solar con forma trapezoidal.

La capilla responde a una solución que sigue la tipología de templo establecido por el Concilio Vaticano II. La planta tiene forma de anfiteatro y éste tiene una pendiente que desciende hacia el altar. Ésto enfatiza la función de comunidad y concentración en torno a la celebración religiosa poniendo el foco en la dimensión metafórica de la arquitectura.

Pero el aspecto más espectacular de la capilla es su juego de cubiertas para lograr la iluminación natural del espacio interior. La disposición de la cubierta en abanico girando en torno al altar (con estructura de cerchas metálicas y acabado de madera) permite generar unos ventanales triangulares en la espalda de los feligreses que dan a la fachada principal.

COLEGIO SAN VICENTE PAUL

ÉPOCA: Ría Industrial 
AUTOR: J. Sanz Gironella
AÑO: 1967
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-20:00 
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Bagatza
DIRECCIÓN: Calle Arauti, 1

  30 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO NO ACCESIBLE
 VISITA DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Una cubierta que se abre como un abanico, dejando entrar la luz

RECORRIDO: Acceso al teatro por su puerta principal. De ahí se pasa a la sorprendente capilla. 

La historia de los Paúles en Barakaldo comienza en 1925 cuando llegaron los dos primeros religiosos que se encargaron de la capellanía de los Altos Hornos. En 1944 se situaron en los locales de la Escuela de Artes y Oficios en la Plaza del Desierto, donde fundaron un Colegio de Enseñanzas Medias. En 1962 se mudaron a un nuevo edificio en la ubicación actual, ya propiedad de la Congregación. Un volúmen ortogonal en forma de U que alberga las aulas y habitaciones de los religiosos proyectado por Jose Luis Navarro en 1959 con capacidad para 840 alumnos y 30 profesores.

El colegio de San Vicente Paul de Barakaldo amplía sus instalaciones en 1967 siguiendo un proyecto de José Sans Gironella. El edificio se sitúa en una parcela triangular, lo que condiciona la disposición del programa, un salón de actos y una capilla. Éste se articula en un volúmen hermético único que culmina con un juego de cubiertas complejo y delicado.

Las dos partes en las que se divide el conjunto se unen a través de un porche exterior. En la ampliación, el cuerpo de la capilla es protagonista y deja ver su volúmen desde la calle y el salón de actos / teatro se sitúa al fondo del solar con forma trapezoidal.

La capilla responde a una solución que sigue la tipología de templo establecido por el Concilio Vaticano II. La planta tiene forma de anfiteatro y éste tiene una pendiente que desciende hacia el altar. Ésto enfatiza la función de comunidad y concentración en torno a la celebración religiosa poniendo el foco en la dimensión metafórica de la arquitectura.

Pero el aspecto más espectacular de la capilla es su juego de cubiertas para lograr la iluminación natural del espacio interior. La disposición de la cubierta en abanico girando en torno al altar (con estructura de cerchas metálicas y acabado de madera) permite generar unos ventanales triangulares en la espalda de los feligreses que dan a la fachada principal.

Paules Ikastetxea

¡SÍGUENOS!