Torre Bailen
Torre Bailen

IGLESIA DE SAN NICOLÁS

ÉPOCA: Ría Comercial 
AUTOR: I. Ibero
AÑO: 1743-1756
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-11:45
CÓMO LLEGAR: Metro Zazpikale, Tranvía Arriaga
DIRECCIÓN: Plaza de San Nicolás, 25

25 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO ACCESIBLE
 VISITAS DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Iglesia de San Nicolás

“Descubre una iglesia con planta de cruz griega en Bilbao

RECORRIDO:  Acceso por la puerta principal y visita de la  nave.

La iglesia de San Nicolás se encuentra en el Casco Viejo de Bilbao al lado del Arenal, en la plaza de San Nicolás, enfrentada a la fachada del teatro Arriaga. Originalmente era una ermita de la que se tiene conocimiento al menos desde 1463 en el barrio de pescadores de la Villa, por eso está dedicada a San Nicolás de Bari. Alrededor de 1490 se convirtió en la cuarta parroquia de la villa pero no se tienen datos de este edificio. Unas inundaciones en 1553 la dejaron en ruinas y se reparó en 1611 (financiada por Juan de Bengoechea, quien a cambio pudo enterrarse en el templo). En 1740 el estado de la iglesia era de nuevo ruinoso, la sacristía y la torre estaban al borde del derrumbe y la iglesia necesitaba ser reparada, por lo que se cerró al culto para realizar una rehabilitación integral. En 1743 se convocó un concurso dirigido por Ignacio de Ibero, que dio el concurso por desierto por la baja calidad de las propuestas y presentó su propia propuesta. Ese mismo año se procedió al derribo de la Iglesia.

 En 1756 acabó la construcción de la iglesia actual, tras muchos años de trabajo y duplicando el coste previsto para su construcción. Sin embargo, siguieron sucediéndose las desgracias. Estuvo cerrada durante la guerra de la independencia, en 1816 le cayó un rayo y se convirtió en almacén militar durante las guerras carlistas.

El templo está construido en estilo barroco con planta centralizada de cruz griega en un cuadrado y cubierta por una cúpula. Los ángulos de las esquinas son capillas y la sacristía. La cúpula sobresale de la cubierta del templo en forma de prisma octogonal en el que se disponen cuatro ventanales con vidrieras. La iglesia tiene una fachada principal simétrica con entrada principal centrada y una torre a cada lado.

La capilla mayor y las cuatro situadas en las esquinas tienen retablos de estilo Barroco-Rococó muy recargados diseñados en 1752 por el arquitecto Diego Martínez de Arce y construidos por Juan de Aguirre y Juan de Iturburu. Las esculturas son obra de Juan Pascual de Mena, uno de los mejores escultores del s. XVIII, y el encargado de la policromía de las piezas José López Perella.

La Iglesia ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de la historia. En 1881 se realiza una ampliación en la parte posterior del templo que alberga la casa cural y un oratorio diseñado por Julio Saracíbar conocido como Comulgatorio. Y en 1906 José María Basterra ampliaría la sacristía.

La Portada de la Iglesia se reformó en 1891, cuando Josep Llimona añadió un tímpano fundido en bronce que representa a San Nicolás rodeado de pescadores bajo un frontón decorado con el escudo de Bilbao protegido por leones. Entre 2007 y 2011 se restauraron los cuatro retablos menores. El retablo mayor sigue sin restaurar.

IGLESIA DE SAN NICOLÁS

ÉPOCA: Ría Comercial 
AUTOR: I. Ibero
AÑO: 1743-1756
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-11:45
CÓMO LLEGAR: Metro Zazpikale, Tranvía Arriaga
DIRECCIÓN: Plaza de San Nicolás, 25

  25 PERSONAS/GRUPO   EDIFICIO NO ACCESIBLE   VISITAS DE 20′   INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Descubre una iglesia con planta de cruz griega en Bilbao

RECORRIDO:  Por determinar.

La iglesia de San Nicolás se encuentra en el Casco Viejo de Bilbao al lado del Arenal, en la plaza de San Nicolás, enfrentada a la fachada del teatro Arriaga. Originalmente era una ermita de la que se tiene conocimiento al menos desde 1463 en el barrio de pescadores de la Villa, por eso está dedicada a San Nicolás de Bari. Alrededor de 1490 se convirtió en la cuarta parroquia de la villa pero no se tienen datos de este edificio. Unas inundaciones en 1553 la dejaron en ruinas y se reparó en 1611 (financiada por Juan de Bengoechea, quien a cambio pudo enterrarse en el templo). En 1740 el estado de la iglesia era de nuevo ruinoso, la sacristía y la torre estaban al borde del derrumbe y la iglesia necesitaba ser reparada, por lo que se cerró al culto para realizar una rehabilitación integral. En 1743 se convocó un concurso dirigido por Ignacio de Ibero, que dio el concurso por desierto por la baja calidad de las propuestas y presentó su propia propuesta. Ese mismo año se procedió al derribo de la Iglesia.

 En 1756 acabó la construcción de la iglesia actual, tras muchos años de trabajo y duplicando el coste previsto para su construcción. Sin embargo, siguieron sucediéndose las desgracias. Estuvo cerrada durante la guerra de la independencia, en 1816 le cayó un rayo y se convirtió en almacén militar durante las guerras carlistas.

El templo está construido en estilo barroco con planta centralizada de cruz griega en un cuadrado y cubierta por una cúpula. Los ángulos de las esquinas son capillas y la sacristía. La cúpula sobresale de la cubierta del templo en forma de prisma octogonal en el que se disponen cuatro ventanales con vidrieras. La iglesia tiene una fachada principal simétrica con entrada principal centrada y una torre a cada lado.

La capilla mayor y las cuatro situadas en las esquinas tienen retablos de estilo Barroco-Rococó muy recargados diseñados en 1752 por el arquitecto Diego Martínez de Arce y construidos por Juan de Aguirre y Juan de Iturburu. Las esculturas son obra de Juan Pascual de Mena, uno de los mejores escultores del s. XVIII, y el encargado de la policromía de las piezas José López Perella.

La Iglesia ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de la historia. En 1881 se realiza una ampliación en la parte posterior del templo que alberga la casa cural y un oratorio diseñado por Julio Saracíbar conocido como Comulgatorio. Y en 1906 José María Basterra ampliaría la sacristía.

La Portada de la Iglesia se reformó en 1891, cuando Josep Llimona añadió un tímpano fundido en bronce que representa a San Nicolás rodeado de pescadores bajo un frontón decorado con el escudo de Bilbao protegido por leones. Entre 2007 y 2011 se restauraron los cuatro retablos menores. El retablo mayor sigue sin restaurar.

San Nicolás

¡SÍGUENOS!