Torre Bailen
Torre Bailen

MUSEO DE REPRODUCCIONES

ÉPOCA:  Ría Industrial 
AUTORES:  J. M. Basterra | I. Aristondo
AÑO:  1894 | 2006
HORARIO DE VISITA: Sábado 22, 10:00-13:30/16:00-19:00 Domingo 23, 10:00-14:00
CÓMO LLEGAR: Me
tro Zazpikale, Tranvía Ribera, Euskotren Atxuri, Renfe Abando
DIRECCIÓN: Calle San Francisco, 14

 20 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO ACCESIBLE
 VISITA DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Berreginen museoa

“Descubrirás que una iglesia neogótica es un lugar perfecto para contemplar las mejores obras de la humanidad

RECORRIDO:  Acceso por la puerta principal y recorrido por el conjunto de los espacios museisticos.

Ni el Museo de Reproducciones de Bilbao ha estado durante sus 80 años de historia en su emplazamiento actual ni el edificio que lo alberga hoy en día ha sido durante sus más de 120 años de existencia un espacio expositivo. Es por tanto un edificio prototípico de Bilbao en cuanto a usos se refiere. Ha ido mutando y adaptándose junto con la propia ciudad.

La iglesia del Corazón de María fue edificado en 1894 por iniciativa de Doña Casilda

de Iturrizar y Urquijo ( la misma que da nombre al afamado parque). A finales del siglo XIX Doña Casilda era una de las mujeres más conocidas y poderosas de la villa gracias a sus riquezas empresariales y económicas. El suyo es sin lugar a dudas un caso excepcional de ascenso social dentro de la villa ya que era una mujer de origen humilde. Todo ello cambió cuando en 1859 contrajo matrimonio con Don Tomás José Epalza Zurbarán una de las mayores fortunas de Bilbao cofundador del Banco de Bilbao (actual BBVA).

Al fallecer su marido en 1873 la mayoría de los bienes fueron heredados por Doña Casilda que desde ese momento también fue conocida como viuda de Epalza del que toman el nombre las famosas becas de la villa. Con todos los bienes legados Casilda además de invertir bien y conseguir grandes beneficios de las rentas que le aportaban los bienes inmuebles se dedicó a la filantropía haciendo generosas donaciones para diferentes causas benéficas y aportando dinero para construcciones emblemáticas de Bilbao tales como el Nuevo Hospital Civil (El Hospital de Basurto), las Escuelas de Tivoli, la Casa de la Misericordia y un largo etcétera.

En este contexto se enmarca la construcción de la iglesia del Corazón de María. A finales del siglo XIX Bilbao la Vieja era una de las zonas socialmente más degradadas de la villa ya que pasó a ser un arrabal dependiente del Convento Imperial de San Francisco a albergar a todos los trabajadores de las minas que empezaban a explotar en las laderas de Miribilla. Todo ello dio lugar al encuentro a todo tipo de personas del estrato social más bajo. Empezaron a proliferar locales con actividades poco decorosas para la época.

Ante dicha situación la recatada burguesía Bilbaína decidió tomar cartas en el asunto y Doña Casilda promovió la construcción de una iglesia en la zona con el objetivo de “recuperar espiritualmente” el barrio.

Para la proyección y ejecución de la nueva iglesia se contó con el arquitecto diocesano Jose María Basterra que ya por aquel entonces contaba con varios edificios religiosos en su haber.

MUSEO DE REPRODUCCIONES

ÉPOCA:  Ría Industrial 
AUTORES:  J. M. Basterra | I. Aristondo
AÑO:  1894 | 2006
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-13:30/16:00-19:00
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Zazpikale, Tranvía Ribera, Euskotren Atxuri, Renfe Abando
DIRECCIÓN: Calle San Francisco, 14
 25 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO NO ACCESIBLE
 VISITA DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Descubrirás que una iglesia neogótica es un lugar perfecto para contemplar las mejores obras de la humanidad

RECORRIDO:  Acceso por la puerta principal y recorrido por el conjunto de los espacios museisticos.

Ni el Museo de Reproducciones de Bilbao ha estado durante sus 80 años de historia en su emplazamiento actual ni el edificio que lo alberga hoy en día ha sido durante sus más de 120 años de existencia un espacio expositivo. Es por tanto un edificio prototípico de Bilbao en cuanto a usos se refiere. Ha ido mutando y adaptándose junto con la propia ciudad.

La iglesia del Corazón de María fue edificado en 1894 por iniciativa de Doña Casilda

de Iturrizar y Urquijo ( la misma que da nombre al afamado parque). A finales del siglo XIX Doña Casilda era una de las mujeres más conocidas y poderosas de la villa gracias a sus riquezas empresariales y económicas. El suyo es sin lugar a dudas un caso excepcional de ascenso social dentro de la villa ya que era una mujer de origen humilde. Todo ello cambió cuando en 1859 contrajo matrimonio con Don Tomás José Epalza Zurbarán una de las mayores fortunas de Bilbao cofundador del Banco de Bilbao (actual BBVA).

Al fallecer su marido en 1873 la mayoría de los bienes fueron heredados por Doña Casilda que desde ese momento también fue conocida como viuda de Epalza del que toman el nombre las famosas becas de la villa. Con todos los bienes legados Casilda además de invertir bien y conseguir grandes beneficios de las rentas que le aportaban los bienes inmuebles se dedicó a la filantropía haciendo generosas donaciones para diferentes causas benéficas y aportando dinero para construcciones emblemáticas de Bilbao tales como el Nuevo Hospital Civil (El Hospital de Basurto), las Escuelas de Tivoli, la Casa de la Misericordia y un largo etcétera.

En este contexto se enmarca la construcción de la iglesia del Corazón de María. A finales del siglo XIX Bilbao la Vieja era una de las zonas socialmente más degradadas de la villa ya que pasó a ser un arrabal dependiente del Convento Imperial de San Francisco a albergar a todos los trabajadores de las minas que empezaban a explotar en las laderas de Miribilla. Todo ello dio lugar al encuentro a todo tipo de personas del estrato social más bajo. Empezaron a proliferar locales con actividades poco decorosas para la época.

Ante dicha situación la recatada burguesía Bilbaína decidió tomar cartas en el asunto y Doña Casilda promovió la construcción de una iglesia en la zona con el objetivo de “recuperar espiritualmente” el barrio.

Para la proyección y ejecución de la nueva iglesia se contó con el arquitecto diocesano Jose María Basterra que ya por aquel entonces contaba con varios edificios religiosos en su haber.

Berreginen museoa

¡SÍGUENOS!