Torre Bailen
Torre Bailen

EUSKAL MUSEOA – MUSEO VASCO

ÉPOCA: Ría Comercial 
AUTOR: Padre Ramírez
AÑO: 1610-s.XVII
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-13:30/16:00-19:00
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Zazpikaleak, Tranvía Ribera / Arriaga
DIRECCIÓN: Plaza Miguel Unamuno, 4

 20 PERSONAS/GRUPO   EDIFICIO NO ACCESIBLE
  VISITAS DE 20′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Euskal Museoa

“Conocerás la multitud de usos que ha tenido el edificio y podrás contemplar su claustro recién cubierto”

RECORRIDO:  Acceso por la puerta principal y visita de la nueva cubierta que cubre el claustro.

El edificio que alberga el Museo Vasco fue en sus orígenes el Colegio San Andrés de la Compañía de Jesús. A principios del siglo XVII gracias a la generosa donación del bilbaíno D. Domingo de Gorgolla, Mayordomo del Cardenal de Toledo los Jesuitas pudieron construir su primera sede en la Villa. Aunque la mayoría del conjunto fue construido entre 1610 y 1630 no se concluyó su construcción hasta bien entrada la segunda mitad del siglo.

El proyecto, que todo hace indicar que lleva la autoría de Martin Ybañez de Zabalbide, constaba de iglesia y colegio. El colegio, se articulaba entorno a un claustro conformado por pilares y arcos de medio punto que soportaban las tres plantas del edificio.

Gracias a la incursión de los jesuitas en la ciudad, Bilbao pudo contar con cátedras de Latinidad, Doctrina cristiana, Teología, Moral, Lógica, Metafísica, Física o Gramática.

En el año 1767, a raíz de la Orden de Carlos III, se produce la expulsión de los Jesuitas de España, que quedan además desposeídos de todos sus bienes, los cuales pasan a disposición de la Corona. En dicho contexto el ayuntamiento de Bilbao hace una petición para trasladar la iglesia de los Santos Juanes (situada hasta entonces en Atxuri y que se encontraba en un estado lamentable) a la iglesia del complejo. Dicha petición se lleva a cabo finalmente en el año 1770. Para poder hacer el traslado de la iglesia hubo que separar la iglesia del colegio convirtiéndolos en dos elementos independientes e inconexos tal y como los conocemos hoy en día.

Mientras tanto el colegio albergó, durante un centenar de años, la Santa Casa de Misericordia, dando asilo y refugio a pobres, enfermos, impedidos y huérfanos. Al trasladarse la Misericordia a su actual ubicación en el año 1872, el antiguo colegio se convirtió en sede de varias instituciones públicas.

El siguiente gran hito para el edificio tuvo lugar el año 1879, ya que se crea y se sitúa en el colegio el edificio la Escuela de Artes y Oficios. Se impartieron en el las clases de la escuela hasta que se trasladó a su actual emplazamiento (Emilio Campuzano, antiguo hospital civil) en el curso 1910-1911. Desde el año 1883 la escuela compartió el edificio con la Audiencia Provincial de Bizkaia, que se fue adueñando paulatinamente de la totalidad del edificio hasta que se trasladó a Abando en el año 1956.

Al igual que hizo el uso de juzgado, el Museo Vasco fue paulatinamente recuperando el edificio en su totalidad para el uso museístico. Todo comenzó con la cesión, en 1914, por parte del ayuntamiento de Bilbao del claustro a la comisión de Monumentos de Bizkaia para que pueda depositar en el los objetos que desde el año 1908 han ido acumulando.

EUSKAL MUSEOA – MUSEO VASCO

ÉPOCA: Ría Comercial 
AUTOR: M. Martín Ybañez de Zabalbidea
AÑO: 1630
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-13:30/16:00-19:00
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Zazpikaleak, Tranvía Ribera / Arriaga
DIRECCIÓN: Plaza Miguel Unamuno, 4

25 PERSONAS/GRUPO
EDIFICIO NO ACCESIBLE
 VISITA DE 20′
  INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Conocerás la multitud de usos que ha tenido el edificio y podrás contemplar su claustro recién cubierto

El edificio que alberga el Museo Vasco fue en sus orígenes el Colegio San Andrés de la Compañía de Jesús. A principios del siglo XVII gracias a la generosa donación del bilbaíno D. Domingo de Gorgolla, Mayordomo del Cardenal de Toledo los Jesuitas pudieron construir su primera sede en la Villa. Aunque la mayoría del conjunto fue construido entre 1610 y 1630 no se concluyó su construcción hasta bien entrada la segunda mitad del siglo.

El proyecto, que todo hace indicar que lleva la autoría de Martin Ybañez de Zabalbide, constaba de iglesia y colegio. El colegio, se articulaba entorno a un claustro conformado por pilares y arcos de medio punto que soportaban las tres plantas del edificio.

Gracias a la incursión de los jesuitas en la ciudad, Bilbao pudo contar con cátedras de Latinidad, Doctrina cristiana, Teología, Moral, Lógica, Metafísica, Física o Gramática.

En el año 1767, a raíz de la Orden de Carlos III, se produce la expulsión de los Jesuitas de España, que quedan además desposeídos de todos sus bienes, los cuales pasan a disposición de la Corona. En dicho contexto el ayuntamiento de Bilbao hace una petición para trasladar la iglesia de los Santos Juanes (situada hasta entonces en Atxuri y que se encontraba en un estado lamentable) a la iglesia del complejo. Dicha petición se lleva a cabo finalmente en el año 1770. Para poder hacer el traslado de la iglesia hubo que separar la iglesia del colegio convirtiéndolos en dos elementos independientes e inconexos tal y como los conocemos hoy en día.

Mientras tanto el colegio albergó, durante un centenar de años, la Santa Casa de Misericordia, dando asilo y refugio a pobres, enfermos, impedidos y huérfanos. Al trasladarse la Misericordia a su actual ubicación en el año 1872, el antiguo colegio se convirtió en sede de varias instituciones públicas.

El siguiente gran hito para el edificio tuvo lugar el año 1879, ya que se crea y se sitúa en el colegio el edificio la Escuela de Artes y Oficios. Se impartieron en el las clases de la escuela hasta que se trasladó a su actual emplazamiento (Emilio Campuzano, antiguo hospital civil) en el curso 1910-1911. Desde el año 1883 la escuela compartió el edificio con la Audiencia Provincial de Bizkaia, que se fue adueñando paulatinamente de la totalidad del edificio hasta que se trasladó a Abando en el año 1956.

Al igual que hizo el uso de juzgado, el Museo Vasco fue paulatinamente recuperando el edificio en su totalidad para el uso museístico. Todo comenzó con la cesión, en 1914, por parte del ayuntamiento de Bilbao del claustro a la comisión de Monumentos de Bizkaia para que pueda depositar en el los objetos que desde el año 1908 han ido acumulando.

Euskal Museoa

¡SÍGUENOS!