Torre Bailen
Torre Bailen

PALACIO OLABARRI

ÉPOCA: Bilbao Industrial
AUTORES: J. de Zubizarreta
AÑO: 1894
HORARIOS DE VISITA: Por determinar
CÓMO LLEGAR: Tranvía Uribitarte
DIRECCIÓN: Campo de Volantín, 37

25 PERSONAS/GRUPO      EDIFICIO NO ACCESIBLE
 VISITA DE 30′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Palacio Olabarri

“Levanta la vista en la sala central del Palacio, encontrarás una Rosa de los Vientos rematando su cúpula”

Edificio con tipología de palacio residencial en su origen, próximo a la Ría, en la primera expansión residencial de la ciudad a finales del siglo XIX. Es una de las pocas edificaciones residenciales de esta zona que ha llegado hasta nuestros días.

En una zona consolidada de palacetes y chalets supuso un ejemplo de confluencia de factores favorables: emplazamiento idóneo, promotor propietario con capacidad económica, arquitecto en su madurez profesional. En el edificio se aprecian influencias francesas y otras de tipo inglés, como la planta en forma de L, también utilizada en otros palacetes de la época. Originalmente una cúpula elevada remataba la “torre” de la esquina.

En 1901 el propio Zubizarreta llevó a cabo una reforma de la todavía residencia de la familia Olabarri. En los años 50 del s.XX se llevó a cabo un cambio de uso al instalar su sede el Instituto Británico, conservando su imagen exterior original. Posteriormente, y tras la reforma de los arquitectos Manuel I. Galíndez y José María Chapa, que descargaron el edificio de elementos decorativos y utilizaron materiales originales, pasó a ser la sede social del Puerto Autónomo de Bilbao en 1953.

PALACIO OLABARRI

ÉPOCA: Bilbao Industrial 
AUTORES: J. de Zubizarreta
AÑO: 1894
HORARIOS DE VISITA: Por determinar
CÓMO LLEGAR: Tranvía Uribitarte
DIRECCIÓN: Campo de Volantín, 37

  25 PERSONAS/GRUPO
  EDIFICIO NO ACCESIBLE
  VISITA DE 30′
  INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

Levanta la vista en la sala central del Palacio, encontrarás una Rosa de los Vientos rematando su cúpula

Edificio con tipología de palacio residencial en su origen, próximo a la Ría, en la primera expansión residencial de la ciudad a finales del siglo XIX. Es una de las pocas edificaciones residenciales de esta zona que ha llegado hasta nuestros días.

En una zona consolidada de palacetes y chalets supuso un ejemplo de confluencia de factores favorables: emplazamiento idóneo, promotor propietario con capacidad económica, arquitecto en su madurez profesional. En el edificio se aprecian influencias francesas y otras de tipo inglés, como la planta en forma de L, también utilizada en otros palacetes de la época. Originalmente una cúpula elevada remataba la “torre” de la esquina.

En 1901 el propio Zubizarreta llevó a cabo una reforma de la todavía residencia de la familia Olabarri. En los años 50 del s.XX se llevó a cabo un cambio de uso al instalar su sede el Instituto Británico, conservando su imagen exterior original. Posteriormente, y tras la reforma de los arquitectos Manuel I. Galíndez y José María Chapa, que descargaron el edificio de elementos decorativos y utilizaron materiales originales, pasó a ser la sede social del Puerto Autónomo de Bilbao en 1953.

Palacio Olabarri

SÍGUENOS

Facebook
Twitter
Instagram

SÍGUENOS

Facebook
Twitter
Instagram