Torre Bailen
Torre Bailen

SEDE EDP BILBAO

ÉPOCA: Ría Industrial 
AUTORES: T. Bilbao, H. Imaz | IMB Arquitectos
AÑO: 1926| 2011
HORARIO DE VISITA:  Sábado 22, 10:00-14:00/16:00-20:00
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Moyua, Renfe Abando
DIRECCIÓN: Calle General Concha / Fernández del Campo

 20 PERSONAS/GRUPO     EDIFICIO ACCESIBLE
VISITA DE 30′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

EDP Egoitza

“Un tornado de luz perfora el interior de este edificio bioclimático con fachada de 1926”

RECORRIDO:  Entrada por el acceso principal. Subir a la última planta por los ascensores. Visita al patio en forma de vórtice.

La actual Sede EDP y Nortegas albergó el Centro Farmaceútico Vizcaíno construido en 1926 por los arquitectos Tomás Bilbao e Hilario Imaz. Un edificio que remata con discreción y sutil eclecticismo la esquina conformada por las calles General Concha y Fernández del Campo. El edificio resolvía un amplio programa de almacén, carga y descarga y oficinas.

En su nueva vida, el proyecto desarrollado por IMB Arquitectos contempla una nueva organización mediante la definición de un espacio flexible y versátil que responde a las nuevas necesidades del grupo EDP.

Para ello se opta por el vaciado completo del edificio, manteniendo exclusivamente la fachada como elemento destacado del patrimonio y de la memoria histórica de la ciudad. Se concibe el edificio como una caja nueva, dentro de una caja histórica.

La nueva organización espacial se basa en la idea de introducir la luz hacia el interior del edificio a través de un patio vertical acristalado. La forma del patio representa, en los primeros bocetos, el vórtice de un tornado que se introduce en la estructura interna del edificio en alusión a una fuerza de la naturaleza que representa una forma de energía. Este patio, junto a la cámara entre las  dos pieles del edificio, establecen las bases del diseño bioclimático del edificio que permite reducir la emisión de CO2 un 60% respecto a un edificio convencional.

Se conciben los ambientes de trabajo como espacios transparentes y continuos, libre de elementos estructurales o instalaciones. Se evitan los obstáculos internos gracias a la solución estructural que cuelga todo el edificio de dos grandes cerchas, lo que permite liberar las plantas a excepción de un pequeño pilar que es en realidad un tirante. Su condición modular alcanza también todos los sistemas del edificio para facilitar su uso y adaptabilidad  a futuro lo que permite la fácil reconfiguración y distribución de los espacios.

SEDE EDP BILBAO

ÉPOCA: Ría Industrial 
AUTORES: T. Bilbao, H. Imaz | IMB Arquitectos
AÑO: 1926| 2011
HORARIO DE VISITA: Sábado 22, 10:00-14:00/16:00-20:00
Domingo 23, 10:00-14:00

CÓMO LLEGAR: Metro Moyua, Renfe Abando
DIRECCIÓN: Calle General Concha / Fernández del Campo

 20 PERSONAS/GRUPO     EDIFICIO ACCESIBLE
VISITA DE 30′      INSCRIPCIÓN PREVIA NO NECESARIA

“Un tornado de luz perfora el interior de este edificio bioclimático con fachada de 1926”

La actual Sede EDP y Nortegas albergó el Centro Farmaceútico Vizcaíno construido en 1926 por los arquitectos Tomás Bilbao e Hilario Imaz. Un edificio que remata con discreción y sutil eclecticismo la esquina conformada por las calles General Concha y Fernández del Campo. El edificio resolvía un amplio programa de almacén, carga y descarga y oficinas.

En su nueva vida, el proyecto desarrollado por IMB Arquitectos contempla una nueva organización mediante la definición de un espacio flexible y versátil que responde a las nuevas necesidades del grupo EDP.

Para ello se opta por el vaciado completo del edificio, manteniendo exclusivamente la fachada como elemento destacado del patrimonio y de la memoria histórica de la ciudad. Se concibe el edificio como una caja nueva, dentro de una caja histórica.

La nueva organización espacial se basa en la idea de introducir la luz hacia el interior del edificio a través de un patio vertical acristalado. La forma del patio representa, en los primeros bocetos, el vórtice de un tornado que se introduce en la estructura interna del edificio en alusión a una fuerza de la naturaleza que representa una forma de energía. Este patio, junto a la cámara entre las  dos pieles del edificio, establecen las bases del diseño bioclimático del edificio que permite reducir la emisión de CO2 un 60% respecto a un edificio convencional.

Se conciben los ambientes de trabajo como espacios transparentes y continuos, libre de elementos estructurales o instalaciones. Se evitan los obstáculos internos gracias a la solución estructural que cuelga todo el edificio de dos grandes cerchas, lo que permite liberar las plantas a excepción de un pequeño pilar que es en realidad un tirante. Su condición modular alcanza también todos los sistemas del edificio para facilitar su uso y adaptabilidad  a futuro lo que permite la fácil reconfiguración y distribución de los espacios.

EDP Egoitza

¡SÍGUENOS!